UNAS CEBOLLAS QUE NO HACE LLORAR

Gracias al Banco de Alimentos, el último jueves del año pudimos compartir cebollas blancas con las 45 Ollas Comunes de Ticlio Chico, Pamplona, en la periferia sur de Lima…

Además de saludarnos por fin de año, desearnos un renovado año nuevo, el comentario general era que estas son cebollas que no hacen llorar, sino que dan alegría.

Eso nos deseamos todos, que la ALEGRÍA esté presente en nuestra vida y que todo lo que hagamos en este 2022 sea por AMOR…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES