Me siento muy agradecida con Dios y con la Fundación Don Bosco (FDB) de permitirme desarrollar mis capacidades en la gestión de proyectos sociales.En el 2010 después de 2 años de voluntariado en la misión de Cusco transmitiendo enseñanzas y mensajes a través de Radio Illariy, compartiendo muchas experiencias con los chicos, chicas y salesianos de la Casa de Acogida Laura Vicuña y Miguel Magone fue una bendición llegar a la FDB, ya que conocía de cerca el trabajo de las obras salesianas de Quebrada Honda, Monte Salvado, Calca, Amparaes y Lares; ahora yo tenía la oportunidad de apoyarlos a seguir haciendo tantas cosas buenas a favor de tantos niños, jóvenes, familias de las comunidades campesinas, mujeres del campo, así me fui involucrando en el trabajo por los chicos de escasos recursos que se capacitan en los Centros de Educación Técnicos Productivos (CETPROS), chicos que van a los Oratorios buscando un lugar que los acoja, gente que es beneficiada con los servicios de los Centros Médicos Salesianos, jóvenes de las Casas de Acogida… Tantas experiencias vividas. Gracias a las personas que me dieron la oportunidad, Gracias FDB