Me siento parte de un sueño hecho realidad por más de 200 años… me motiva porque sé que contribuyo con un granito de arena a transformar la vida de muchos jóvenes pobres en la costa, la sierra y la selva de mi Perú…