Me siento agradecida a Dios y a los Salesianos por Trabajar en Fundación Don Bosco, por la oportunidad de formar parte de este gran equipo, por desarrollar mi formación profesional y espiritual, teniendo en cuenta la gran misión y visión de Don Bosco, su lema: “Educación humana y formación cristiana de modo integral”, su pasión “Salvación integral de la Juventud”.Mi motivación es dar lo mejor de mí en todo momento o circunstancia, ser agente que suma en el crecimiento de la obra de Don Bosco. Ser de apoyo en el crecimiento espiritual y profesional de mi hija, ver por el cuidado y atención de mis padres y por mi gran familia de la FE, resaltando vivir los valores cristianos guiados por el espíritu santo”.