El segundo de tres hermanos. No asistía al colegio, empezó a muy temprana edad a probar el alcohol y asistir a fiestas.
Llegó a la casa del Rímac por un primo que vivía ahí. Estudió todos los talleres que se ofrecían siendo destacado en el taller de confección textil.
Habiendo terminado la secundaria y aprendido el oficio de confección viajó a Argentina para trabajar y ganar experiencia.
Ahora se encuentra estudiando el 4to ciclo de la carrera de Contabilidad en IDAT y trabaja como Auxiliar de Contabilidad en la Fundación Don Bosco.